(ATM) ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR

articulación

ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR (ATM)

La Articulación temporomandibular (ATM) o como coloquialmente se conoce como la mandíbula es una de las articulaciones del cuerpo mas olvidada y que sin embargo suele estar implicada en muchas de las patologías que se tratan diariamente a nivel clínico. Por ejemplo, está relacionada con los dolores de cabeza habituales, con dolores de cuello que se alivian temporalmente pero persisten en el tiempo, con problemas de bruxismo (que consiste en el rechinamiento de los dientes por la noche y por lo cual estas personas suelen usar férulas de descarga) y un largo etcétera..

¿Tiene dolores de mandíbula que no se resuelven con medicamentos? ¿Al abrir la boca se nota un chasquido? ¿Su pareja le ha comentado alguna vez que aprieta los dientes al dormir? ¿Alguna vez se le ha queda la mandíbula bloqueada al comer o tiene problemas para masticar? ¿Nota dolor o entaponamiento en algún odio que no sabe buscarle la causa?

¿Qué tratamiento ofrecemos?

En Fisiomare estamos especializados en el tratamiento de estas disfunciones, las cuales se llevarán a cabo mediante terapia manual. Esta terapia incluye el tratamiento tanto de toda la musculatura extrabucal como intrabucal y de la musculatura de las estructuras subyacentes, también se realizará un tratamiento a nivel articular para eliminar bloqueos, mejorar la movilidad y apertura de la boca y una serie de técnicas específicas para conseguir una buena recuperación. Todo esto irá acompañado de una serie de ejercicios que el paciente deberá realizar en casa.

Mediante una exploración exhaustiva podemos ver ante que disfunción nos encontramos en el paciente. Entre ellas, puede que:

1. Solo sea un problema muscular (exceso de tono en la musculatura) que podría abarcar la musculatura de:

Maseteros
Temporales
Pterigoideos
Musculatura del suelo de la boca
Suprahioideos
Infrahioideos
Resto de la musculatura cervical

2. O además del problema muscular existe una disfunción a nivel de la articulación, en la que podríamos tener:

Luxación anterior del disco con reducción
Luxación anterior del disco sin reducción
Luxación posterior del disco
Disco adherido

3.Tambien deberíamos descartar posibles patologías como la Neuropatía del trigémino, Neuropatía de Arnold, entre otras.

Origen de los trastornos

¿Cuáles son las causas?

Para muchas personas con trastornos de la Articulación temporomandibular (ATM), a menudo resulta difícil determinar la causa de esta afección. El dolor puede aparecer por una combinación de factores:

  • Desórdenes congénitos y del desarrollo: dan lugar a aplasias, hipoplasia e hiperlasia.
  • Maloclusiones: si alteramos el equilibrio de la oclusión se puede ver afectado el cartílago de la articulación temporomandibular, dando lugar a problemas musculares, dolores de cabeza y, con el tiempo, disfunciones mandibulares.
  • Desarreglo del complejo cóndilo-disco: conlleva alteraciones anatómicas, condilares, desplazamiento anterior del disco y dislocaciones del disco.
  • Enfermedades metabólicas
  • Infecciones
  • Subluxación condilar: es una dislocación con o sin desplazamiento de disco debido a la laxitud y debilidad de los ligamientos. Puede estar provocado por una apertura bucal excesiva y sostenida en el tiempo. Produce dolor y dificultad a la hora de cerrar la boca.
  • Patologías neurológicas
  • Desórdenes musculares: provocan dolor miofascial, miositis, espasmos y contracturas.
  • Pérdidas dentales: con la pérdida de piezas dentales, el hueso maxilofacial empieza a perder hueso. Eso, a largo plazo, puede dar lugar a problemas articulares. 
  • Traumatismos: debido a un traumatismo pueden aparecer fracturas, desgarros o roturas en la articulación.
  • Neoplasias
  • Osteoartritis
  • Adherencias disco-condilar y disco-fosa
  • Anquilosis: es la pérdida de movimiento articular a causa de la fusión de los huesos que se insertan en la articulación o debido a la calcificación (depósito de calcio en los tejidos) de los ligamientos que la rodean. En la mayoría de veces, la anquilosis aparece a consecuencia de una lesión o una infección, pero puede estar presente de nacimiento o ser consecuencia de la artritis reumatoide.
  • Sobrecarga física
  • Estrés o depresión: pueden causar efectos físicos sobre la estructura alrededor de la articulación, dando lugar al rechinamiento de los dientes (también conocido como bruxismo).
  • Desórdenes inflamatorios: pueden producir capsulitis y sinovitis en la articulación.

 

Si se ha sentido identificado con algunos de los síntomas o patologías expuestas anteriormente, le recomendaría que se pasara por las instalaciones de Fisiomare y sin ningún compromiso valoraremos su caso y le plantearemos solución.

Llámenos sin compromiso al número: 856 106 317 / 673 781 750

Si le ha gustado este blog, le animamos a seguir leyéndonos https://fisiomariclinic.com/2022/01/26/esguince-de-tobillo/

Nuestra clínica https://fisiomareclinic.com/la-clinica/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat

Quiénes somos

Texto sugerido: La dirección de nuestra web es: https://test.hawkins24.com.

Comentarios

Texto sugerido: Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam.

Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de tu comentario.

Medios

Texto sugerido: Si subes imágenes a la web, deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de ubicación de las imágenes de la web.

Cookies

Texto sugerido: Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año.

Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador.

Cuando accedas, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de acceso y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de acceso duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas «Recuérdarme», tu acceso perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de acceso se eliminarán.

Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Texto sugerido: Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras webs se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web.

Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Con quién compartimos tus datos

Texto sugerido: Si solicitas un restablecimiento de contraseña, tu dirección IP será incluida en el correo electrónico de restablecimiento.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Texto sugerido: Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente, en lugar de mantenerlos en una cola de moderación.

De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Texto sugerido: Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Texto sugerido: Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam.